miércoles, 10 de noviembre de 2010

Saurio




Nació en el barrio de Palermo, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina, el 4 de abril de 1965. Hacía mucho calor, dicen, aunque probablemente sea mentira.
Desde muy temprana edad se dedicó a contar historias fantásticas y desmesuradas, para desconcierto de sus compañeritos de jardín, de primaria y de secundaria. Tampoco los docentes alcanzaban a comprender a este aparato que se despachaba con historias de abducciones de ganado cuando había que escribir una redacción tema "la vaca" o reversionaba una crónica marciana de Ray Bradbury cuando había que escribir una "carta a un amigo".
Como sea, el hecho de saber que todos los seres humanos tienen la obligación de morirse en un lapso no mayor a los doscientos años de su nacimiento, lo impulsó a cultivar múltiples intereses, tantos que, en su adolescencia, trató de comunicarse con los responsables de este universo para lograr una prórroga a tan fatídico plazo. Aún no ha recibido respuestas.
En su práctica polirrubro, Saurio es, primordialmente, escritor, pero también pintor, monologuista, historietista, comunicólogo, redactor publicitario, diseñador gráfico, webmaster, traductor, periodista cultural y habilidoso genérico en cualquier cosa que requiera mucho trabajo intelectual y nulo esfuerzo físico.

Desde el 2000 codirije, junto a Leonardo Longhi, La Idea Fija, revista “bastante literaria” de formato electrónico. Además mantiene un blog escéptico-literario llamado Las Armas del Reino II y publica el webcomic Cartoneros del espacio. En un estado de abandono está el blog de minificción culinaria La sonriente cocina de Peloncha. La música de Saurio (o lo que él llama música) está en Miusical Saurio.

En septiembre de 2005 ganó el primer premio del 2° Concurso Internacional de Cuentos para Niños organizado por Imaginaria y EducaRed con el cuento Hotel Flor de Lino, el cual, además, aparece en dos libros de texto para alumnos de primaria de Argentina .
Otros cuentos de Saurio han aparecido en las revistas Con V de Vian, Cuásar, Sinergia, Axxon, NM, The Uchronicles, Biblioteca Imaginaria, Casi Nada, Billiken, Wo Sut, 74 metros y La Idea Fija, en las antologías Los universos vislumbrados 2, Grageas 1 y 2, Desde el taller, Anuario Axxón 1, Al sur del Tiempo y Aurora y, obviamente, en todos los blogs del grupo Heliconia.

Acaba de aparecer su libro de cuentos Más sería vicio. Además tiene escritas dos novelas (El vacío del bostezo y La indiferencia de los peces), un libro de humor (Un libro al pedo), otro que recopila las aventuras del Capitán Ignatz Niemand (Un agujero sin bordes), tres libros de poesía (¿Qué culpa tengo yo si soy hermoso?, ¿Qué pasó que yo no me enteré? y ¡U' Dió!), suficientes cuentos breves y poemas como para armar un par de antologías o más y unos cuantos work-in-progress en diversos grados de abandono.

En Facebook, aparte de su página personal, tiene una para sus fans. O seguidores. O lectores. O lo que sea. También se lo puede encontrar en Twitter y tiene algunos dibujos en DeviantART, aunque en ninguna de las dos cosas tiene mucha actividad.

Entre 1996 y 1997 algunas tiras de su historieta Podría ser peor aparecieron en La Revista del diario La Nación. En ese mismo diario, en el suplemento Vía Libre y entre 1999 y 2000, tuvo una columna, Los Raros, en la que recomendaba con un fervor digno de mejores causas discos, libros, series de tv, sitios web y cualquier cosa más o menos nerd, geek o freak que se le cruzara por la mente.
Un antecedente de esta columna, aunque mucho peor escrito, apareció en 1989 en la revista Cantarrock, dicho sea de paso.

También, en 1992 incursionó en la radio, junto con Leonardo Longhi y Leonardo Cofré, en el programa new age - esotérico Signo 24. Saurio, originalmente el musicalizador, pronto devino en el escéptico residente del programa, con la función primordial de refutar las infundadas afirmaciones de anunciantes y otras columnistas "de facto" del programa.

En el tiempo que le queda libre, respira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.