sábado, 16 de junio de 2012

Miguel Aguilera




Miguel Luis Aguilera tiene 40 años y vive en Río Cuarto, Córdoba, Argentina.
Nació el 5 de abril de 1972, en la misma ciudad en la que vive. Es soltero y no tiene hijos. Integrante de un grupo familiar compuesto por dos hermanos y ambos padres. Dice de sí mismo:

"Empecé a escribir a los 8 años de edad. Una de las primeras anécdotas que cuento al respecto es que escribía historias de ciencia ficción, más preciso sobre extraterrestres, y lo hacía sobre papeles en blanco que mi padre nos traía de la fábrica donde trabajaba. Cortaba los papeles dándoles la forma de hojas de una revista y ahí escribía las historias. A veces demoraba dos o tres días. Una vez finalizadas las unía como una revista y las leía por las noches al acostarme, tal como si fuese una revista comprada e ignorando completamente la trama. Lo curioso es que jamás volví a escribir sobre ciencia ficción, y tampoco a leer nada al respecto.
Desde la niñez a la adolescencia siempre escribí para mí, sin que nadie lo supiera. En realidad era mi mejor modo de manifestarme ante la impronta del nuevo mundo que estaba conociendo. En esa etapa no era lector, en absoluto, tan solo leía textos del colegio. Sin embargo, en cuarto año del colegio secundario, leyendo un libro de una autora rosarina quien usaba como personaje a un par de adolescentes y a Charly García, quedé maravillado. De ahí en más comencé mi faceta lectora hasta entrar a la universidad (estudié Licenciatura en Cs. de la Computación, carrera que abandoné)
Finalmente llegó la etapa de lector ávido cerca de los treinta años y el flujo más enriquecedor en mi etapa de escritor. Influenciado por Franz Kafka, Haruki Murakami, Vladimir Nabokov e Irene Nemirovsky, la narrativa dramática y surrealista terminó atrapándome.
Escribo ficciones dramáticas, con cierto tinte contemporáneo y toques de surrealismo. Escribo por placer propio pero por esa cierta satisfacción que se genera al escribir y saber, el mismo escritor, que sus textos serán receptados por otro.
Mis textos nunca se publicaron. A pesar de habérseme invitado a hacerlo por parte de editoriales nunca tuve esa necesidad. Tampoco he participado en concursos literarios. Sin embargo, como sueño de cualquier escritor, sí quisiera publicar una primera novela.
En los últimos años, gracias a los blogs de internet, más gente se acercó a mis textos y eso también ha fomentado que más editoriales de papel y electrónicas, inclusive escritores, me inviten a participar en editar o en concursar.
Mis blogs, tanto “El Errante” como “Literato” han sido un trampolín de envión positivo para que en la internet la gente conozca mis textos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.